Síguenos FacebookTwitterYoutubeFlickrseparador

Contacto

Las playas de San Miguel, de Poniente y Levante, de Almerimar, así como la de Balerma volverán a lucir durante los próximos tres años entre sus distintivos el de 'Q de Calidad Turística', una importante certificación que avala la excelencia de los servicios e infraestructuras con los que cuenta.
La concejala de Turismo del Ayuntamiento de El Ejido, Luisa Barranco, ha manifestado "su satisfacción" por este reconocimiento que "certifica la excelente  salud y buen estado que presenta nuestra costa en cuanto a sus aguas, seguridad, servicios de salvamento y socorrismo, limpieza, mantenimiento de instalaciones y equipamientos, cumpliendo así con los requisitos exigidos por la Unión Europea para ser poseedores de estos importantes galardones".
Barranco ha explicado que "este hecho se debe al intenso trabajo que se ha desarrollado por parte del Ayuntamiento durante los últimos años, multiplicando los esfuerzos con la mejora de los servicios de playa, doblado en seguridad en todo el litoral mediante la creación de una patrulla nocturna exclusiva para vigilar los paseos marítimos y las zonas colindantes dentro de la franja costera. De igual modo, se han reforzado los servicios de limpieza en todos sus ámbitos, se han modernizado las instalaciones y equipamientos, así como la accesibilidad a las playas".
La edil municipal será la encargada de recoger estas distinciones, el próximo el 21 de enero, en un acto que organizará el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) durante el transcurso de la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en Madrid, y que otorgará el Ministerio de Turismo.
A las cuatro 'Q de Calidad Turística' con las que cuenta el municipio hay que sumarle, también, las cinco Banderas Azules que ondean en el litoral ejidense, concretamente en la playa de San Miguel, Levante y Poniente de Almerimar, así como en los núcleos de Balerma y Guardias Viejas. Es, por tanto, que todos estos reconocimientos ponen de manifiesto que el litoral ejidense luce un excelente aspecto y cuenta con todos los requerimientos que exige la normativa europea para prestar la mejor atención a sus usuarios en cuanto a la limpieza de los arenales, tareas de salvamento y socorrismo, información, equipamientos, mantenimientos, accesos o actividades de ocio, entre otros muchos aspectos.
De esta forma, durante los dos años siguientes a la obtención de la marca, el ICTE realiza distintas auditorias de seguimiento para supervisar que se sigue cumpliendo con las normas, teniendo que renovar el certificado al tercer año de la autoría de renovación.
    Por último, Barranco ha remarcado "el importante salto cualitativo y cuantitativo que hemos conseguido en nuestras playas en los últimos cinco años, ofreciendo las máximas garantías para que tanto los ejidenses como los visitantes puedan disfrutar de las mejores condiciones para su uso".

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Privacidad