Síguenos FacebookTwitterYoutubeFlickrseparador

Contacto

El litoral ejidense volverá a lucir este verano cinco banderas azules en sus playas que vendrán a ratificar, un año más, la excelente calidad y el buen estado que éstas presentan. Estos importantes distintivos, otorgados por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), acreditan que la costa ejidense se encuentra en perfecto estado para el baño y el disfrute de las mismas, ya que cumplen con todos las exigencias de calidad de las aguas, de equipamientos y seguridad. Así ha quedado constatado, tal y como explica la responsable en la materia, Luisa Barranco, "en los distintos controles que hemos tenido que pasar para renovar y consolidar estas certificaciones por tercer año consecutivo".
De esta manera, serán las playas de San Miguel, Levante y Poniente, en Almerimar; así como la de Guardias Viejas y Balerma las que volverán a exhibir estos galardones. Unas concesiones por las que la responsable municipal ha mostrado su satisfacción, ya que "dan buena cuenta de todo el trabajo realizado desde el gobierno local para sumar en los últimos años nuevas banderas azules, ya que tenemos que tener en cuenta el importante recurso turístico que suponen nuestras playas y por ello, debemos de garantizar que éstas gocen de las mejores condiciones para el uso y disfrute tanto por parte de los turistas y visitantes como de los residentes de la zona".
Barranco ha recordado que “la función de bandera azul es reconocer aspectos que resultan determinantes para la buena salud de las playas como las condiciones higiénicas, sanitarias y ambientales vigentes, así como la seguridad o el bienestar de todos los usuarios". Es por ello que desde el gobierno local se continúa trabajando para seguir mejorando los servicios y prestaciones que reciben los usuarios.
En este sentido, Barranco ha adelantado que "muestra de ello es nuestra inquietud constante por mejorar, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, nuestro Plan de Playas que, este año además, contará con el aumento en el número de socorristas, la renovación de duchas como es el caso de Balerma en dónde se colocarán otras de acero inoxidable para evitar su oxidación, se adquirirán más sillas anfibias, se instalarán nuevos bancos en el tramo del paseo marítimo de Poniente y se ampliará el tramo balizado hasta la zona del camping para garantizar así, aún más, la seguridad de los bañistas".
Recordar que el gobierno local ha multiplicado en los últimos cinco años servicios de playas, doblado la seguridad en todo el litoral mediante la creación de una patrulla nocturna exclusiva para vigilar los paseos marítimos y las zonas colindante dentro de la franja costera de playas, se han reforzado los servicios de limpieza en todos sus ámbitos, así como en lo relacionado con el respeto y tratamiento medioambiental, modernizando las instalaciones y equipamientos, así como la accesibilidad a las playas.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Privacidad