Síguenos FacebookTwitterYoutubeFlickrseparador

Contacto

El Ayuntamiento de El Ejido, a través de la concejalía de Turismo, se ha marcado como objetivo prioritario que las playas del municipio sean seguras y tranquilas frente al COVID-19. Es por ello que se ha conseguido certificar un año más, las playas ejidenses con la Q de Calidad Turística, con la novedad de haber conseguido un nuevo certificado: el Safe Tourism Certified, lanzado por la Secretaria de Estado de Turismo y homologado por el ICTE, Instituto para la Calidad Turística Española. Este organismo ha sido el encargado, durante el confinamiento, de elaborar las guías con las recomendaciones para la reducción del contagio de todos los sectores industriales por orden del Ministerio de Sanidad.
Tal y como ha detallado la edil de Turismo, Luisa Barranco, “Safe Tourismo Certified no solo viene a reforzar más aún el objetivo principal de este verano, que es garantizar la seguridad y tranquilidad del bañista, sino que va a ser elevado a norma UNE a nivel internacional, con objeto de que estos mismos requisitos sean adoptados por otros países, siendo nosotros el referente a nivel internacional”. La responsable municipal ha detallado que “tras dos exhaustivas auditorías realizadas por el ICTE en nuestras playas en la primera quincena de julio, se puede decir que nuestras playas son seguras ya que cumplen con todas las exigencias de la normativa de Q de Calidad así como otras recomendaciones y exigencias dictaminadas por la legislación autonómica”. Precisamente una de las exigencias solicitadas este año en la auditoria fue la realización de un simulacro sorpresa en la playa San Miguel para comprobar el cumplimiento de las medidas adoptadas, y documentadas que se han plasmado en el Plan de Contingencia. El objetivo de estas certificaciones es devolver la confianza a los bañistas y usuarios de las playas, así como la proyección de una imagen que garantice la tranquilidad a los visitantes que vienen de fuera. Para ello, se han minimizado los riesgos de contagio y se han establecido procedimientos preventivos acordes a la nueva normalidad.
Cabe mencionar que como novedades este año hay que mencionar la aplicación Playas El Ejido, donde se puede encontrar información referente a las playas: características y servicios de cada una de ellas, información a tiempo real con fotos identificativas, pronóstico del tiempo, consejos, campañas de temporada, el estado de la mar a través de la señalización de banderas, las certificaciones obtenidas por cada playa y sobre todo el aforo que concurre en cada una de ellas y actualizado cada hora aproximadamente. Otra información de interés incluida en la aplicación móvil es la encuesta de satisfacción del usuario, donde cada usuario podrá realizar en cuestión de segundos un cuestionario aportando sus sugerencias o quejas para la mejora del sistema y la gestión de las playas. A estos distintivos hay que sumarle el que recientemente se ha otorgado por parte de la Junta de Andalucía, el certificado de Playas Seguras, bajo los compromisos impuestos por nuestra comunidad autónoma. También se han conseguido cuatro banderas azules, adaptándose a los nuevos criterios de seguridad por el COVID-19.
Barranco ha señalado que “el objetivo más destacado de este año ha sido la realización de un Plan de Contingencia para las playas seguro y eficiente, fundamentado en el refuerzo de las medidas de limpieza y del personal y del material disponible y fundamentada en una serie de recomendaciones y una gran difusión de cartelería y otros soportes informativos frente al COVID”.
“Además otra de las finalidades del Plan es extremar la precaución en cuanto al aforo de las 8 playas de El Ejido, en sus 27 kilómetros, de modo que se ha calculado la distancia de 8 m2 por persona, con un aforo de 55.566 personas, una cifra por encima de la establecida por las recomendaciones de la Junta con la única finalidad de extremar la seguridad y el distanciamiento y tratar de hacerlas aún más seguras”, ha apostillado la edil municipal.
Otro de los objetivos de la concejalía de Turismo ha estado dirigido a mejorar el servicio de accesibilidad que se da en todas las playas con la extensión de las pasarelas hasta el agua, pulseras identificativas para personas con autismo o desorientación, pictogramas grandes para identificación del aseo, rutinas explicativas en el interior para el uso de las instalaciones dirigidas a personas con autismo, formación a los socorristas sobre el trato en playas a personas con alguna discapacidad y mejora del servicio del baño asistido con la inclusión de un teléfono para las citas previas.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Privacidad